Loading...

sábado, 21 de enero de 2012

" LA LUNA SE ENFADÓ, ESTA NOCHE CUANDO LE HABLABA..."

Esta noche he pensado mirando a la luna que ningún poeta la puede descifrar
ni describir, que esta noche, no hay voz en mi garganta para poder hablarle, ni
un perfume que la recuerde, ni una nube que la alcance, esta noche he pensado
que solo puedo llorarla.
Esta noche le he dicho a la luna, lo que me estaba oprimiendo, le he dicho, que al
mirarla aviva mi tristeza, pero que también me hizo feliz algún día, cuando pensaba 
que estaba tan cerca de Dios y a su lado, parecia humana.
La luna me explicó sus razones para hacerme entender la vida, me dijo que iluminaba 
en las cuatro estaciones del año y me invadió más la tristeza, porque ella, también
estaba llorando.
Le pedí que no sufriera, que era uno de los astros más importantes, me observó
desnuda y descalza y me brindó un eclipse solo para mi alma, que iluminó mi llanto y
presencié sus fases y comenzó a amarme.
Tardó en dar la vuelta, quería rápido girarse, se enfadó conmigo, me enseñó sus
cráteres, yo le ofrecí mi alma...y  no se porque, no podía mirarla.
La luna se entristeció con mis pensamientos, se sintió ofendida por no  hablarle y me
ofreció su brillo...entonces miré serena, pero eso no nos hizo felices a ambas... y le 
regalé este Poema...

Esta noche, mientras le hablaba
me sucedía algo extraño
parecía estarla soñando
y la sentía arroparme

Se instalaba en mi cama
apenas dejaba de hablarme

La luna oprimía mi alma
en la magnitud de la noche
bajo una estela enlutada
¡quitame esta tristeza!
parecía gritarla

Y sentía su abrazo
y una herída estrellada
y un aire de estanque en calma
hasta la madrugada

Los azahares perfumaban
los rincones de mi alma
y la luna caminaba
¡amordazada  mis entrañas!

No quería que ella viera
lo triste y helada que estaba

Ahora estoy prisionera
al bordón de una guitarra
enredada en finas hiedras
¡y es que no quiero gritarla!

¡No te vayas!
¡no te vayas!

Y con la cabeza levantada
ya no siento los destellos
como luces afiladas

Mi luna, me dejó sola
cuando entró por mi ventana
viendo que pasaban las horas
¡y que yo no la miraba!

C.R.N.(2012)
Derechos Reservados
ESPAÑA

viernes, 20 de enero de 2012

" NOSTALGIAS "

Lo dijimos todo en silencio
no hubo vanas palabras

¡solo nostalgias!

No había semblantes
ni vestigios de nada
solo ínfulas mundanas
de una misteriosa historia,
y gritos enmudecidos
acompasados por un vals
de una vieja pianola

Lo lloramos todo sin lagrimas
en la visión abandonada
de un sumario de injusticia,
bajo las débiles luces
de una vejez olvidada,
con las fantasías sostenidas
en el manglar de los sueños
de una sombra rudimentaria

Nos entregamos todo
sin límites, ni fronteras
amándonos, deseándonos
con bocas germinando un deseo
sin mirarnos, en nuestra lejanía,
frotándonos los labios
sin pedirnos un "te quiero"

Lo abandonamos todo
quemándonos por dentro
con voces mitigadas
sin el contacto de las manos
alucinando un sueño
en desahogo terminal de vísceras
y sangre desgarradas

Lo dijimos todo en silencio
lo lloramos todo sin lagrimas
nos entregamos todo, sin limites 
¡Lo abandonamos todo, sin palabras...!

C.R.N..(2012)
Derechos Reservados
ESPAÑA
                                                                                

jueves, 19 de enero de 2012

" BUEN VIAJE"...

Jamás me había ocurrido
que en libido calenturienta
un idiota redomado
me hiciera perder la paciencia

Con disciplinado rugido
cuál fanática del sexo
preparaba una tortilla
que él comía como un cerdo

Y en mi ansiedad contenida 
sus gracias no festejaba
¡le daba codazos, mordía y pellizcaba!
¡y él!...él de nada se enteraba...

Y lo invitaba a la cama...

Las elásticas en los pantalones
por si la correa fallaba
yo me moría de rabia
aunque serena aparentaba

Se desnudaba...

Y en su acto memorable
de soberana asamblea
me hacía esperarlo tanto
que me volvía paranoica
¡y hasta me daba jaqueca!

Y concluía la jornada...

¡Sí !...concluía la jornada
valga bien la aclaratoria
y exasperada le gritaba
¿qué?...¿perdiste la memoria?

Así qué...

Lo mandé a un vuelo interplanetario
a fotografiar las estrellas
le diera un vistazo a la luna
y aclarara las ideas

¡Hala!...¡buen viaje!...

C.R.N. (2011)
Derechos Reservados
ESPAÑA
...¡hala!...
¡buen viaje!...

" JUEVES POR LA TARDE, O VIERNES DE MADRUGADA"

Fue Jueves por la tarde
o Viernes de madrugada
que cubierto de fino manto
se escuchaban consternados
los gritos no gritados
de unos labios en secreto
que noche a noche
eternizaban el llanto

En el aire

El respirar de la tierra que llama
y el sonido de música celestial
que ignora el clamor de un cuerpo

A lo lejos

La película de un tiempo
que no perdona los sueños, 
un tiempo bañado en penumbras
un sueño sin horarios
horas apesadumbradas
un color negro que no existe
de inoportunas cenizas
que recibe a un Dios retrasado
para calmar las horas enlutadas

Y se marcha

Viajero nocturno
sin congojas y en silencio
con llanto en la mirada
perpetuando el tiempo
con átomos de recuerdos
un Jueves por la tarde
o Viernes de madrugada

"A tres años de tu ausencia, ¡Padre...!"

C.R.N. (2011)
Derechos Reservados
ESPAÑA
"recuerdo tu imagen, tan serena como siempre..."

"LA ULTIMA NOCHE "

Hoy, por última vez 
y solo un instante
volveré la mirada atrás
quiero olvidar tú nombre, 
el gesto de pensarte
de refugiarme en tu cuerpo
como viajera nocturna

Me marcho

Engalanada de ternura
en arrebatada calma
bajo el calor de tus manos
tras el susurro de un beso
el sonido de los pasos
y los sueños herejes
muertos de mengua

Me marcho

No dejaré pistas
a lo largo del camino
-quiero adivinar el regreso-
por si algún día decido
volver descalza a tus calles
o desvanecerme al cabalgar
en tu espalda ancha
perpetuada a través del tiempo

Me marcho

No quiero instalarme
en la profundidad de tus ojos
o sumergir mis dedos fríos
en tu pelo ondulado
ni clavar la mirada inquietante
camino a casa
no quiero ser hereje
en la deserción de tu boca
solo morir al alba, de mengua...

Me marcho

Mírame por un instante
¡hazlo por última vez!
que se crucen de nuevo
las miradas cómplices
solo regresaré
cuando la memoria me indique
que llegó el momento...

(Debo rescatar un dulce beso
que dejé una mañana
atrapado en tú aliento)

C.R.N.(2012)
Derechos Reservados
ESPAÑA

jueves, 12 de enero de 2012

"SI TE VAS"

Me convertiré en marasmo de silencio invisible
me vestiré con un luto aliviado
seré el espíritu de una sombra, en el horror de una noche
o virginidad perdida adolescente, en un día desolado

Si te vas, me vestiré de pueblo antiguo
o de tren de las cinco y media
me construiré de nuevo en música de cantina
o de generación oprimida de tercera

Seré el duelo de los altares que gritan los llantos sentados
la intoxicación etílica en un sopor insolente
el júbilo ausente de unos gritos desgarrados
seré la crónica envejecida de la profanación de un ausente

Y te fuiste

Tan solo porque dije, que lo que tienes en medio de las piernas,
¡no son guirnaldas!

C.R.N.(2011)
Derechos Reservados
ESPAÑA

" MALAS COSTUMBRES "

¡Perdóname!

Esta noche, perdóname
quiero liberarte 
de mis malas costumbres

De mis estallidos de ira
devastadas de tu hambruna
de la música estridente 
de los clubes nocturnos

De ser la base 
de un concurso sin premios
o querer ser un diario en tus manos
o un homenaje sin retribuciones

Esta noche, perdóname
por ser un cuadro mal pintado
que nadie soporta verlo
o el gesto de unos labios
de reflexión inmadura

Perdóname por estar
sin permiso en tu mundo
por estar en secreto en tu vida
por darte mi tibieza sin desenfreno

Por la costumbre, si...la costumbre
de entrar en tus laberintos
y no llegar a ti nunca

Perdóname por estar separados
y juntos  al mismo tiempo
por divulgar tu nombre
en mis sombras desvanecidas

Por poner tu apellido en la palabra clave
del buscador de mis fantasías
por comulgarte cada mañana
en repetidas oraciones

Por eso amor

¡Perdóname!, ¡perdóname!
esta noche, cuando hablemos,
quiero liberarte
de mis malas costumbres

C.R.N.(2011)
Derechos Reservados
ESPAÑA

" PIERNAS "

Piernas blancas, oscuras o bronceadas,
sustentadoras de vientres y dueñas de miradas,
se abren y cierran, cual si fueran bisagras
Indescifrables sin palparlas, son fenómenos naturales
De escultor obra perfecta aún sin tallarlas,
o de un Nerón tocando lira, sin apenas tocarlas

Piernas que bailan, que caminan apuradas,
que suben y bajan graderias agitadas.
Hermosos muslos de escenarios despejados
Que provoca tocarlos cual manantial de frescas aguas
Cuando entran en calor, ni la espuma las calma,
solo el resoplido de unas ansias desbocadas

Piernas torneadas que entrelazadas perseveran
Sendero de húmedos instantes y vértigo de caderas.
Desflorado ángulo en celo, volcán, lava y hoguera.
Afluyen a ellas los labios, que en gemidos se conectan,
se desnudan lentamente, largas piernas, medias negras
y con desenfreno al horizonte se expanden dos guerreras

Piernas en nudez descarada, muslos que explosionan deseos.
Manos que rezuman copiosas, demonios exóticos y bellos.
Alebrestan bocas rojas, como  pezón de seno en labio.
De un morbo impertinente y más allá de lo citado
avanzan rapidamente como si fueran relámpagos
y se enroscan en la espalda, de un cuerpo soberano

Piernas que cruzan lunas, en distancias insalvables
en la lluvia se reflejan, cuando atraviesan las calles.
En las faldas cortas, anuncian su verano de infierno
si se ponen abrigo largo, es por el inclemente invierno.
Cuando visten de largo, permanecen tan inquietas
que juegan adivinanzas y en las sedas hacen grietas

Piernas que son objeto, de críticos literarios 
de marineros , la causa de anochecidos naufrágios
de los políticos, un decreto unánime y mágico
de los pintores, el impulso que mueve los trazos
de ingenieros, un cálculo en dura faena
y del veterinario, la curación de dos animales como fieras

Todo eso y mucho más, son las imponderables piernas
dos luceros, dos volcanes, dos caminos a recorrerlas
dos cultos, dos cepos, dos gacelas, dos hogueras
homenaje quiero hacerle , con Poema y ofrenda
por ser las sostenedoras del angulo más añorado
o el final de la meta, de una insinuante y preciada prenda

( El día que muera, quiero en mi epitáfio grabado en
una piedra, " Aquí yace eternamente, quién jugó a ser
Poeta, enamoraba a la luna y se enterró por sus piernas" )

C.R.N.(2011)
Derechos Reservados
ESPAÑA

"A VECES..."

A veces creo que me cuentas
y no me cuentas

solo escucho el silencio
y en ausencia de tu verbo
en un deseo desmedido
dejo escapar un suspiro
que persigue a tus besos

A veces creo escucharte
y no te escucho

Y en tus inexplicables silencios
te abrigo al calor de mi aliento
siento la conexión de tus labios
y en tu ausencia y en la mía
se fusionan ambos cuerpos

A veces creo que me miras
y no me miras

Y en la pubertad de mi sueño
como una droga o veneno lento
quisiera enjugar tu llanto
transformarme en alarido
desear estar muerta contigo
¡ o desear que no estuvieras muerto !

C.R.N.(2011)
Derechos Reservados
ESPAÑA

"MACHO Y HEMBRA"

Me acerco a él y percibo el pánico en sus ojos. El percibe los míos.
Le regalo la cortesía de un beso, un pulso desenfrenado y un reloj
sin horas. Me poso a su espalda, lo abrazo. Mi cuerpo tiembla como
un delito no prescrito. Le ofrezco un techo inclinado, unos escalones
desgastados, una manta húmeda con olor a naftalina. El acepta.
Olvidamos miedos. Perdemos cordura. Es la primera noche. Deseo
amarlo ¡y que me ame hasta el alba!.

El respira mis fragancias, en represalia, me convierto en hotel humano
y lo convierto en huésped vitalicio de mi cuerpo. Lo invito a que pernocte
en mi piel, por el resto de los días. Lo invito, a saciar su sed, en mis
aguas mansas. Pierdo mi lucidez y finjo ser virgen de nuevo, y renazco.
Renazco como obsesiva amante furtiva. Perdemos las formas, me acaricia
rabiosamente. Reconozco su tacto y soporta las fatigas. No es villano ni
héroe, solo se transforma en sistemática provocación.

La ropa va dejando rastros por el suelo, una falda, ahora es pie de
lámpara. El sostén negro de encaje que oprimía los senos, vuela por los
aires, las sandalias doradas, dejan a los pies descalzos. Sus manos,
sudorosas, resbalan la ondulación de unas nalgas que a él le parecen
perfectas, las muerde como la tan deseada pulpa de un manjar de fruta
madura. Caemos horizontal. Cuerpos en paralelo. Nos miramos, cómplices,
exaltados. Orienta mis pies. Las contorsiones se generalizan. Se rompe el
sístole y el diástole. Se percibe el calor de los cuerpos. La saliva se hace
eco de una respiración agitada. Los muslos se dispersan de par en par, y
camino sus senderos.

La noche recién comienza. Recorro con mi lengua sus erectas partes. No
queda recoveco ni piel sin recorrer, ni vínculos entre nosotros misteriosos,
ya no existe el creer o no creer. El, acaricia cada milímetro de mi cuerpo,
su enigma agarra vuelo, se convierte en catapulta, sus manos invencibles,
rozan con suavidad el cuello de un útero terrestre y, lo sospecho...lo
sospecho de una forma desvergonzada y ansioso, se hunde en mi. Sin miedo.
Lo saboreo lentamente, como las abejas a los zánganos y segrega las
sustancias, la miel virgen enardecida la saboreo lentamente, gota a gota la
recibo en mi boca, como el néctar de las flores.

Morimos un poco. Apenas comienza la noche. Ambos percibimos la intensidad,
la incesante libertad de nuestros influidos destinos. Su secreto, mi secreto,
quedan al descubierto. Nuestro sexo queda libre. No pensamos en un peligro
menguado, ni en los segundos, no pensamos en nada, nada...y me encuentro.
Más allá de mi misma, me encuentro. Se ausenta la luz, solo percibimos reflejos
de nuestros destellos. La respiración de nuestras rutinas despierta agitados latidos.
Permanecemos largo rato en reposo, cuerpo frotando a cuerpo, piel rozando a
piel. Mirada perdida en mirada. Labios respirando labios. frente, retando a frente.
El tiempo, flotando como nube a la espera.

De nuevo me aproximo. Se acerca. Se aleja. Me dejo. A cada latido, se respiran
nuestros alientos. Nuestros cuerpos cotidianos, nuevamente desean el momento
oportuno. Nos convertimos en máquina de suplicios. En campeones de combates
en lechos ocultos. Deseamos caer de nuevo al precipicio, no hay dolores de caída.
Mi cuerpo se convierte en el despeñadero, donde ansía caer en la profundidad
de sus grietas. bastó la señal de un dedo y una mirada incitante, de ambos para
ambos. Y macho y hembra, en gesto afirmativo, nos convertimos en buitres al
acecho.

Las bocas gimen de nuevo. Un soldado me espera de pie...erguido...parece un
miembro debutante, el adolescente que hace su presentación en sociedad. Yo
quiero ser entonces la sociedad. La sociedad de su consumo, quiero apropiarme
de todos sus bienes. Y mi vientre se disfraza de lunar vaginario. Mi sexo, de escote
de una blusa. Las ingles son imanes para los besos que resbalan a un volcán en
erupción. Y un pequeño ser, un muerto adornado con dagas que acariciaban las
manos...renace, toma fuerzas en una erección prodigiosa. De nuevo entramos en
la guerra de los cuerpos, tras la fusión de nuestros pensamientos. Dejamos de ser
"tu" y "yo", para convertirnos en "nosotros". En un destino común. En una cábala
que se quiebra... inusual...nos envolvemos de un halo místico donde una trilogía
destacada por unos turgentes senos, de nuevo en voraz pelea explotan y ocasionan
nuestra pequeña muerte de amantes morbosos.

El dormitorio permanece de nuevo reposado. Se termina nuestro tiempo, debo
irme con la madrugada. Debo romper este embrujo de amante en exilio para
de nuevo sentir el autismo de su cuerpo. Juntos, abrazados, lo repasamos todo.
Y prometo regresar algún día a cambiar la sabana blanca con el óxido de nuestros
cuerpos, las humedades de nuestras miradas lascivas, las promesas y el libar a
mis senos turgentes. Prometo como encelada amante, rescatar los instantes de
los espasmos y los gemidos de dos cuerpos derramados, el olor a sexo esparcido,
la timidez de mi locura plasmada en el cabecero de la cama. Debo recuperar mis
huellas, las risas crispadas, las cenizas de nuestros volcanes, de nuestros sexos
despoblados, unos labios carnosos acompañados de un fresco aliento que descendían
por un pubis con dueño y que pedía a gritos un amante ausente.

Persisto. Debo irme. El espera mis pisadas para seguirme, mientras, busca dos
copas. Sus manos tiemblan. Nuestro último brindis. Será nuestra última plegaria.
Nos disfrazamos de herida con dardos y mirándonos a los ojos con las copas
alzadas, mendigamos un nuevo encuentro, una fantasía que nos penetre como
brasas, donde no habrá bostezos, ni letargos, donde nunca más vuelva a estirar mi
mano sintiendo el temor de no encontrarlo. Y brindamos como dos adictos a nuestros
cuerpo excitados. Y me resigno. Ya no importa lo que haya sucedido. Nos invade la
tristeza. Juntos lloramos. Buscamos definiciones. Convencidos. Inventamos mentirnos
con ingenuidad. Nos hacemos surcos en los labios. Fingimos. Nos quedamos inmóviles
bajo un tic tac de un tiempo inexorable. Las bocas se juntan, se besan, se susurran.
El no se resigna. Pero clavo los dedos en su espalda. Lo alejo. Queda sin palabras.

Timidamente, poco a poco, voy recogiendo los trazos de ropa dispersos. El se queda
con las medias negras y las minúscula prenda íntima que cubre la zona montañosa.
Es la hora, él lo sabe. Y me lleva. Las manos entrelazadas. Permanecemos en silencio.
No encontramos las palabras aliadas para una despedida. Y huyo de él. Me llevo
grabado el rostro de su mano, la proyección de sus ojos húmedos, la ausencia de un
" te quiero" bañado en nostalgias, el rictus de unos labios sin gesto, su perfume de
erotismo. Y de nuevo me resigno.

Me siento en un sillón ergonómico. Escribo paginas y paginas. No se si regreso o voy,
solo miro por la ventana, recuerdo una habitación donde hace apenas horas abandoné
mi pecado y me veo inmersa en un falso cielo estrellado, sin luna.

Toco tierra y miro hacia arriba. Me doy cuenta que al asomarme al alfeizar de la
ventana, sin saber como, perdí mi sueño.

C.R.N. (2012)
Derechos Reservados
ESPAÑA