Loading...

lunes, 2 de julio de 2012

"ARROJADA Y VALIENTE"...a Clara Campoamor


Clara, tus palabras me rondan
y custodian mis versos,
las mujeres
ya no estamos aisladas,
nuestros pasos, tardíos,
despertaron de su letargo,
salimos de la encrucijada,
-a ciegas ¡pero salimos!-
y te he soñado...

Te he soñado
un desleal o ingrato día
en la opacidad de la llovizna
salpicada de ideales
e imagines esculpidas,
traspasabas autarquías
por las constantes censuras
de infinitos dormidos...

Tejías Clara, tejías y cosías
en largas noches de traiciones,
de amaneceres envejecidos,
vestida de terciopelo bruno
con tu cabellera renegrida
entre el si y el no
de encajes roídos 
contaminando
la inmensidad del cielo
en una lucha constante
de contienda y exilio...

¡Te he soñado Clara!
como un soplo de viento,
como heroína sentada
al lado de algún silencio,
mientras sementabas palabras
y ecos antiguos 
en el caudal de un río 
en tu soledad, sin desaliento...

Tus pasos los he presentido
largos y silenciosos
viajaban por instinto
sin explicar a tus pies cansados
que no estaban solos
ni de tu cuerpo despegados...

Conseguir el sufragio
era la meta
¡seguir y seguir!
vestida de pueblo
en las calles desérticas
de masas proletarias
sin extravío 
de alguna sombra aventurera
que no exigía
como una amante eterna
exhalando inmutable
el aire dócil amanecido...

¡Te he soñado Clara!

¡Qué alguien me susurre al oído! 
si algún día viniste
o ya te has ido,
se me ha olvidado
si tu espíritu flotaba
o si era un sueño insurrecto
al despuntar victorioso
en las horas del alba...

¡Te he soñado Clara!

No se si ibas o venías
te divisé
mortificada de premura,
se me olvidó pronunciar tu nombre
¡se me ha olvidado Clara!

¡Qué alguien me susurre al oído,
me he quedado con la duda!...

C.R.N. (2012)
Derechos Reservados
ESPAÑA
Clara Campoamor. Madrid 1888-Lausana 1972