Loading...

martes, 21 de agosto de 2012

" A UN POETA TRISTE "




Cuando un semejante 
se instale ante ti
y diga cosas absurdas
¡no llores!...

Cuando escuches una voz
injuriosamente gratuita
y sientas ganas de llorar
¡no llores!...

Cuando ante tu mirada
pase un desfile de tarados
y te provoque dar derechazos,
¡cálmate!...¡no llores!...

Cuando la controversia
te mantenga enojado
y sientas trompadas en tu alma
¡no llores!

Cuando el desconsuelo
se aloje en tu pensamiento
vestido de penumbra
¡no llores!

Recuerda siempre, Poeta,
que no son ánimas 
todo lo que espanta
ni es malo todo lo que fastidia 

No todos los que se llaman hombres
merecen serlo
ni todos los que dejan huella
hacen historia 

¡Sonríe!, ¡sonríe!...

¡Busca siempre
un abrazo solidario!

Los enemigos son las víctimas
camuflados de fauna humana
que soportarán algún día 
la embestida de su ensañamiento

¡Sonríe!

¡Pon el panfleto de subversivo
a tu corazón!
¡defiende tu causa no perdida!
¡recupérate como un erudito!
¡documenta la palabra no extinguida!

Créeme, elegante Poeta
en ocasiones 
no es malo perder la cordura
ni es un delito grave
la ausencia de compostura

Quizá la vida
es solo un bosque de incongruencias
y el viento habla otro idioma
en un restéo por la vida

Volverás a sonreír
cuando un soplo de esperanza
llegue a tu corazón cansado

Solo abre la ventana
y espera el resplandor
que encauzará tu camino

Y en tus momentos de silencio
¡llora!...¡llora con orgullo!
y tras el goce de esos instantes

¡Sonríe!...¡Sonríe!...

C.R.N.(2012)
Derechos Reservados
ESPAÑA

viernes, 17 de agosto de 2012

" VEN A MI..."


No se quien eres
pero esta noche
quiero esposar
mis manos a tu deseo.

Alinear los sueños
en la espera
de morir en la noche
sola, abrazada a ti
tiritando
en los tugurios
de tu cuerpo
acariciando
ese dechado de virtudes
y bellezas

Porque hay algo en ti
en la forma de tu cuerpo
en tus posturas
en tu olor
en el brillo de tus ojos
en tus dientes perfectos
en tu saliva
en tu aliento

¡Ven a mi
hombre perfecto!
que esta noche me soñarás
con mi rostro
de almohada blanca.
a mi te acercarás
para besarme
centímetros de mi aliento...
¡me besarás!,
me besarás sin despertarme,
tropezarás mi costado
yo permaneceré inmóvil
unos momentos
en completo silencio,
por la degeneración
de una caricia,
por la incompetencia
de un beso, 
que me envuelve
en una nube de humo,
porque mi cuerpo... 
¡porque mi cuerpo
ya está ardiendo!

¡Ven a mi
hombre perfecto!,
vulnera mi historia
sin utilizar los recursos
de los sentimientos,
solo prueba mi secreto,
bebe el perfume de mi aliento
y después
contaminemos la noche...
si, contaminemos la noche
¡de tanto sudor y sexo!

Esta noche,
ni Káiseres ni Zares
solos tú y yo
pero...
¿quién eres?

C.R.N.(2011)
Derechos Reservados
España

" QUERIDO HIJO".


 Querido hijo;


Con el mismo silencio de la despedida, te escribo …No hay paño que 
seque las lágrimas de una madre, ni una oración que te haga llegar los 
sentimientos, ni  puedo enviarte los silencios de la casa en una foto…
pero estás en cada día, en cada hora, en cada segundo, en cada gota de 
rocío de mis ojos y, las recojo de mis manos, las beso y las coloco en 
tu rostro.

Estás en cada rincón que tropiezo y alargo mis brazos a tu encuentro, te 
presiento arrimadito a mí, rebosante de ilusiones y te miro tanto, tanto, 
que aún siento tu calor cuando te mecías en mis brazos o cuando te 
ocultabas como un pajarito triste. Pero hay cosas en la vida que suceden 
aunque parecen crueles e innecesarias. El pajarito triste de sonrisa pícara 
con hoyuelos, aprendió a volar para dar rienda suelta a sus sueños y, en 
la quietud de un día cualquiera, quiso guarecerse al calor de otras latitudes, 
lejos del nido…

Y ahora hijo, el nido me queda grande, te siento tan cerca y tan lejos y, me 
aburro de no encontrarte, aunque en todo lo que toque están tus huellas. 
No hace mucho que te has ido y, los días ya parecen eternos, perdona mi 
egoísmo, no hay rencor en mis palabras mustias, solo trasparencia de un 
sentimiento que nadie, nunca, jamás, me podrá arrebatar.

 Hoy, he servido la mesa para cuatro como cada día, con los humildes 
aderezos que provocaban nuestros dolores de cabeza…¡qué si esto o 
aquello no me gusta!..¡y mí delantal!...mi delantal ávido de los olores a humo,
soltaba flecos de melancolía, ¡ya no llegas a la hora del fiambre!, entonces, 
vuelvo a la realidad y, recuerdo el sonido del equipaje recorriendo el pasillo, 
han quedado sus ecos flotando en el aire, dan vueltas y vueltas en mi cabeza 
y al final, acabo fatigada de lágrimas, rumiando tu marcha…

No hay dolor en lo que escribo hijo, te consta, yo te recuerdo y tú me 
recuerdas, entramos y salimos los mismos sitios, doblamos juntos la misma 
esquina, respiramos el mismo aire, estamos tan cerca y estamos tan lejos…
los muebles extrañan tu desorden, los calcetines ya no aparecen en lugares 
extraños, tu habitación ya no parece victima de un tornado, tus zapatos, acostumbrados a pernoctar debajo de la cama, o uno en el salón y otro en el 
pasillo, se sienten encerrados en el armario…¡ah! apareció la toalla amarilla, 
la playera... llevaba dos meses encerrada en la mochila, aún estaba húmeda, 
aunque estaba llena de hongos, me pareció que olía a tí…¡y qué más quieres
que te cuente! quizá, que nuestro corazón gemelo espera ansioso el 
rencuentro en un año nuevo, no te preocupes, los meses se nos pasaran 
volando y llegará ese día, será la víspera , cuando nuevamente desayunaremos 
todos juntos.

Tú, surge hijo, nunca te faltará la llave de la casa, ni estas manos que 
escriben y planchan en las tardes nuestros corazones arrugados, ni el beso 
reprimido que se quedó oculto a flor de labios, pero si vuelves, no vuelvas 
vencido ni triste, cuando regreses, trae contigo un camino blanco, ven sin 
piedras en los zapatos, que yo prometo ese día, no tener lluvia en mis ojos,  
ni tempestad en mi alma. Prometo esconder mis desiertos para abrazarte,
prometo que mis manos arrugadas, se volverán esencia para acariciarte y,
el beso que cruje en mis labios te brindará la bienvenida más hermosa.

Hoy, hay un vacío en mi vida, pero soy fuerte. tú y yo nos hemos dado la 
vida, por eso sé, estoy segura, que en ti no ha habido una marcha y en 
nosotros no habrá nunca un reencuentro. Hoy solo sé, que tú, mi polluelo, 
has tenido que emigrar a Suiza, ¡la vida es así!...y mi lápiz suicida me ha 
pedido que escriba aunque me duelan los dedos y crepite mi piel en el 
forcejeo, y escribo hijo, con el mismo silencio de la despedida , en la mesa 
que ya sabes, con los humildes aderezos, pero hoy, justamente, los bocados 
se me han hecho intragables.

                                                                        ¡Te quiero!...


C.R.N. (2012)

jueves, 16 de agosto de 2012

" ERES... "



Y si eres...

Como árbol de otoño
que renueva follajes 
lejana flor de primavera perenne
olor de espliego en las madrugadas
el despertar de antojos de silencios 
desnudez de impávida impaciencia 
de figura solapada
boca ancha e insegura
ojos tristes y confusos
nariz curva desterrada

¿Puedo?...

Tarde de tinta de olvidos
dibujante de mil desprecios
fusión de varón y hembra
coyuntura de silencios 
modelador de figuras
deshielo de fríos cuerpos
enjugador de lágrimas secas
malversador de audaces miradas 
inspirador de mujer deseada
forjador de ganas que estallan
temor de fallidas horas
suscitador de sensuales  bailes
que a todas deleitaban

¿Quieres?...

De sometidos sueños
de verbo seducido
magnificador de imposibles
de susurros implacables
humillador de  orgasmos
sin límite de pecados
en noches silentes o voraces
de caricias y dilemas
de posesión y ganas
adúltero hasta la médula
infiel siempre en la cama

Y si eres
y esta noche puedo...
¿quieres?

C.R.N.(2010)
Derechos Reservados
ESPAÑA


miércoles, 15 de agosto de 2012

" Y EN EL SILENCIO DE LA LUNA "




No es casualidad
que cada noche cuando te hablo
a veces con palabras entumecidas
sienta tu belleza austera y fría

Tu y yo nos entregamos
en cada crepúsculo a la melancolía
Tú, con tu serenidad y filosofía
de luna llena o menguante
yo, con mi química de Diosa en desuso:
y somos dos...¡Luna y Diosa!..¡Diosa y Luna!
aferrados a cadenas invisibles.

A veces nos preparamos un té
cuando no me dejas marchar
y lo bebo de tus manos,
por el placer de tu piel
y lo dulce de tus mieles
¡mi dulce luna de miel!...

Y hablamos.
Hablamos, de que esta o aquella  noche
las nubes se independizaron del cielo
o que se olvidaron de salir las estrellas
después de un fuerte resfriado.
que lloraron dos luceros en forma de lluvia
o de la distancia equivalente
desde el cero de tu punto de partida
hasta el infinito de mi tiempo inmolado.

Hablamos de mis deseos míticos
rodeados de sombras multiorgásmicas
o que el cielo está enturbiado
del abrazo que aún no me diste
querías acariciar ese día una nalga
y con la otra mano, muy fuerte,
frotar varias veces, los vericuetos de mi espalda

A veces no quieres que me marche
te peleas con mi sueño
y me dices -¡quédate!, ¡quédate!
no te vayas hasta la alborada...-
y otras veces, las que menos...
-bueno, lo dejamos,
 ya nos veremos mañana...-

Entonces, a solas...
mirándote a través de la ventana
me pregunto con insistencia si Dios existe
 tú que estás tan cerca de él...
divagas cuando te lo pregunto
y espero escuchar una mentira de ti
y ante  tu silencio
de nuevo te dirijo la mirada...
-¡dime LUNA, si existe la poesía, la música,
la pintura y escultura...!
¿cómo no va a existir Dios?...
y cuál Luna  no creyente, 
solo escucho tu silencio por respuesta.
Y yo...profana de palabras,
me hago la misma pregunta y no respondo
prefiero quedarme con la duda
sin teología, sin nada... ¡nada!

Enseguida me arrepiento
de no seguir preguntando
y me encierro de nuevo en tu silencio de Luna,
a esperar ansiosa el primer viaje a ti
en  primera clase, 
para verte de cerca sin violar tus espacios.
¡cuántas veces no he hablado de ti! 
de ese viaje a los azules o grises,
o de los cálidos y dorados rayos luminosos de tu cielo.
y divagamos noches eternas

Hoy me gustaría morder cada parte de ti
Vestirme con el ajuar blanco
que te gusta tan sencillo
con los pies descalzos 
las uñas pintadas de nácar
la cadena enlazada al tobillo
besar cada parte de tus senos de hombre
que tu acaricies los míos de Luna en celo
abrazar una a una las estrellas melosas
y deleitarme al acariciar el azabache de tu  pelo

Me gustaría esperarte de nuevo
tú y yo...como tantas veces
con mis palabras entumecidas
y tu belleza austera y fría
cuando la noche sea plena y su mirada oscura
volveremos a hablarnos
y quizás esta vez nos amaremos
si...nos amaremos  como Dioses
en nuestro silencio de Luna

C.R.N.(2010)
Derechos Reservados
ESPAÑA

" Y ENTONCES HABLAREMOS..."






Ayer, mi inocencia vistió de corto
sin apenas palabras
sin pronunciar lo innombrable
frente contra frente
sueño contra sueño
sin huellas, sin cuerpo, sin piel
sin burbujas en la sangre

Ayer, mi inocencia
retrocedió en el tiempo
hundida en el placer de los sentidos
paseó los deseos reprimidos
deleitada en los reflejos de tú cuerpo

Disfrutó la mirada morbosa
concupiscencia de indócil miembro
se sumergió en sueños vaporosos
fragancias impúdicas
en la sintaxis de los miedos

Exánime,
alcanzó el paroxismo de la carne
en una erección perpetua
respiró los aromas de cama
el placer de manos al viento
en eternas noches de amor juradas

Ayer, mi inocencia vistió de corto
en exhausto y sudoroso cuerpo
sintió ebriedad en su boca
cosquilleos de placer al viento

( Esta noche te prometo,
si apareces de nuevo en mi sueño,
atarte a mis sabanas, y entonces...
hablaremos)

C.R.N.(2011)
Derechos Reservados
ESPAÑA