Loading...

viernes, 4 de noviembre de 2011

"ELLA ERA"...

...Como un conjunto de engranajes de alguna pieza en desuso. Era el viejo tic-tac
de un reloj de pulsera. A veces, lluvia de una tormenta de primavera y, aunque en
silencio estuviera, -como era su costumbre- en las noches, cuando se sentía
arropada, era la tenue voz de alborotadas muchedumbres

Era el descrédito de lo que no fuera propio. Era visceral y sincera, Diosa de religiones
y eternas sumisiones, ama de la curiosidad y dominante de quimeras. Otras veces,
era voz grave de inminentes reproches. El secreto de la juventud que ha nadie
interesaba, a quien no le gustaba que la llamaran bella porque no lo era. Se ofuscaba
cuando alguien le decía que tenía hermosas piernas, y que hasta las piedras la
miraban. Era pasatiempo de noches de insomnio hasta la madrugada. Era un coche de
carreras. Un anuncio publicitario que acariciaba pantallas

Era la persistencia en persona. La oscura semilla que nadie sembraba. La oveja negra
de los cinco. la que amaba las rosas rojas y las orquídeas disecadas. Era la tristeza
personificada. La lección de la impaciencia. El amor que redoblaba fuerzas. Era el sol
radiante de los días grises que no existían. La reflexión de una sabiduría. Era aprendiz
de sueños. Maestra de íntimos deseos. La perversión en palabras que ha todos
excitaba. Coleccionista de imposibles. Provocadora de secretos ajenos. ¡Ella era...!, era
la respuesta a lo que nadie preguntaba

Y sin querer a veces marcaba tendencia. Con mechas violetas, azules o plateadas.
Era monja en su carnaval fingido y, su hábito la confidencia. Era un genio en destruir
veladas escépticas. La reina de los perdones cuando seguido se equivocaba y en su
boca, ¡siempre, siempre!, pernoctaba un "lo siento". Era surco de un ceño. Rechinar de
unos dientes casi perfectos y, camufladora oficial de soledades y sentimientos

Ella era tantas cosas y nunca nadie lo supo...¿o acaso alguien sabía que amaba los días
grises?...¿y que era generosa?...¿o que cada noche vestía de Meiga y viajaba a su
universo descalza?...¿alguien sabia que en el silencio de la luna, soltaba las estrellas
en cautiverio?...¡no!...nunca nadie lo supo y si lo sabían, no importaba

Así que un día, en un viaje astral, se lanzó al abismo más profundo, buscando un
lucero-utopía y esa noche sintió el llanto y el dolor de una despedida ...¿por qué nadie
le preguntó lo que ella sentía?...Ahora es tarde, ya no está...se perdió en un gesto con
la mano extendida . Con su "yo"interno, en la más profunda soledad de un sueño.
Enterrando emociones vividas y sentimientos compartidos, a la vez que con voz
entrecortada repetía: ¡te quise...gracias!...¡te necesitaba...gracias!...¡si alguna vez me
amaste, gracias, mil gracias!

Y se fue con una sonrisa en su rostro amable. Se fue destilando los perfumes de
primavera-otoño, de los que se impregnaba cada noche para dormir los sueños. Se fue
dejando su brisa fresca de noches eternas. Victoriosa, noble y justiciera. Que nadie
note su ausencia, no quiere percibir tristezas, me lo dijo en un sueño confuso de 
madrugada, que fue muy feliz en vida aunque no la comprendieran, ¡y esta era... su
muerte soñada!

Ella siempre fue ella...

C.R.N.
Derechos Reservados
ESPAÑA


1 comentario:

  1. Ella era .. y es
    el amor en un recipiente ardiente
    adrenalina pura no contenida
    complemento de todo lo ausente
    rueda de auxilio de todos
    de una profundidad en sus palabras
    que asombra y marea
    la que pide perdón por lo que no hizo
    conciliadora de enredos ajenos
    de una sensibilidad infinita en poemas
    el eslabón imprescindible de cadenas rotas
    y mucho más

    ResponderEliminar