Loading...

lunes, 3 de octubre de 2011

"VEN A MI..."




No se quien eres. Pero esta noche quiero esposar mis manos 
a tu deseo. Alinear los sueños en la espera de morir en la noche.
Sola, abrazada a ti. Tiritando en los tugurios de tu cuerpo.
Acariciando con mi lengua, ese dechado de virtudes y bellezas.  

Porque hay algo en ti, en la forma de tu cuerpo. En tus posturas,
en tu olor, en el brillo de tus ojos, en tus dientes perfectos, en tu
saliva...en tu aliento.

¡Ven a mi hombre perfecto!...que esta noche me soñarás, con mi
rostro de almohada blanca. A mi te acercarás para besarme, a 
centímetros de mi aliento...¡me besarás!, me besarás sin despertarme,
tropezarás mi costado, tu lengua acariciará mis senos, el aire se 
tornará caliente para respirar. 

Yo permaneceré inmóvil unos momentos. En completo silencio, por
la degeneración de una caricia, por la incompetencia de un beso, 
que me envuelve en una nube de humo, porque mi cuerpo... 
¡porque mi cuerpo ya está ardiendo!

¡Ven a mi hombre perfecto!, vulnera mi historia sin utilizar los
recursos de los sentimientos, solo prueba mi secreto, bebe el perfume
de mi aliento y después contaminemos la noche...si, contaminemos
la noche ¡de tanto sudor y sexo!

Esta noche, ni Káiseres ni Zares...solos tú y yo, pero...¿quién eres?

C.R.N.(2011)
Derechos Reservados
España


1 comentario:

  1. Este poema lo he leído con gran emoción, porque él destila entre sus versos una suave fragancia que se prende en el corazón de los seres sensibles...Te felicito, mi estimada poeta!

    ResponderEliminar