Loading...

lunes, 17 de octubre de 2011

"LA TRISTEZA INVADE A LA POETA"



Esto no es un poema. No es un sueño. Tampoco un diálogo aburrido,
monótono y sin sentido conmigo misma. No se si es un deseo caducado
o una simple elección de escribir. Solo se que en ocasiones como hoy
necesito que alguien me escuche, o que me lea, que me hable, que me
preste atención en silencio, que sienta empatía ante las tristezas.
Necesito sentir la entrega de muchos afectos y que me digan: ¡hola! te
quiero amiga...estoy contigo...y cerrar los ojos y observar los miles de
corazones de esta gran comunidad virtual y no sentirme traicionada de
confianzas y que sin decirlo, desaparezcan las miradas impasibles de lejanía .

 Y me voy a dormir. Al final va a resultar que si  es un sueño...

"La poeta está triste, ya no duermen las ternuras como antes lo hacían en
su regazo. Ya no confía en su sol, aquel que cada día salia solo para ella y
vencía de alegrías y motivaciones a las implacables  tinieblas. Ya no veranea
con cada espacio de tiempo en los verdes prados, donde enamorada de la
vida y de las fantasías esparcía las semillas que iba recogiendo de un corazón
melancólico , pero que era feliz, y al alba se regocijaba observando las raíces.

Hoy las raíces lo están aniquilando todo y ella lo sabe, pero en su reflexión y
en su poca sabiduría, solo desea vivir tranquila y convertirse en aprendiz de
sueños.

La tristeza invade a la poeta. Lo percibe cuando llora por dentro. En esos
momentos que aún a solas ya no siente ni padece el placer inmenso de sentir.
Entonces, en su desesperación, trata incansablemente de rescatar huellas, de
ocultar sombras, desaparecer nostalgias en un no retorno a su existencia. Al
final, siempre termina ante un espejo empañado de tiempo, en una perpetua
incertidumbre

Ella sabe que siempre estará ese amigo en la distancia que la arropa en las
noches de desconsuelos errantes, que la ayuda a comprender que las soledades
hay que aceptarlas y vivirlas, que solo son el resultado de historias sucesivas
que todos debemos asumir como un derecho único y personal

Así que la poeta, esta noche está triste. Se desnudará de miedos en una lejana
montaña o en su mar. Hará una fiesta en un bullicio prolongado, donde no asistirán
ni sombras ni tinieblas, ni quejidos ni llantos. Se dará cuenta que hay una gran
diferencia entre mirar y ver, escribir y soñar. Mostrará sus secretos. Dispondrá de
su vida interior, libre. Se comprará un simulador de sueños en la tienda de los
inventos imposibles y hará lo que se le venga en gana

Porque esta noche no habrá miedos, cerrará los ojos de nuevo, y se transportará
a esa colina soñada. La poeta, esta noche hará el amor, y se dejará poner el collar
de sumisiones. ¡Si¡!...el collar ansiado de fantasías y perlas....pero despertará en
cualquier momento y conociéndola, se desprenderá de las horas viejas, sin ataduras
y será feliz "

 Ahora despierto...creo que todo fue un sueño. Y que la poeta no existe...ni tan
siquiera el tan ansiado collar de perlas

C.R.N.(2011)
Derechos Reservados
ESPAÑA



1 comentario:

  1. habra sido todo un sueño? espero que aun sepa confiar. muy lindo escrito

    ResponderEliminar