Loading...

domingo, 11 de noviembre de 2012

"...Y EN EL NIMBO DE LOS CIELOS"


" 1º de Noviembre, fiesta Haloween, Madrid, Madrid Arena, 4 de la madrugada, avalancha en uno de los pasillos de acceso y salida a la pista central. Una "macabra" fiesta, Thriller musica Park, con la terrible consecuencia de cuatro adolescentes muertas, una de ellas, menor de edad.
Tres fallecen en el acto por aplastamiento: Katia, Rocío y Cristina, Belén fallece en el hospital...¿exceso de aforo?¿dinero?, ¿avaricia?, ¿negligencia?, el Ayuntamiento ha abierto una investigación. ¡Gracias!...pero, que se  puede 
decir a esos padres, hermanos, familiares y amigos, acaso, ¿qué las esperen mañana?, ¡si el mañana ya no existe!...el dinero y la avaricia pudo más...se ha llevado su inocencia, lo presenciaron todos aquellos jóvenes que afortunadamente, lograron salvar sus vidas en el túnel de la muerte. Estoy segura que todos en su dolor y su miedo, vieron como unas alas blancas elevaban su vuelo al nimbo de los cielos..."


               I
Tenían que partir esa madrugada
a la hora exacta,
ni un minuto más
ni un minuto menos

            II
Los vencejos,
horadaban sus pieles revestidas de huellas,
no eran pies de raso, lo que oprimía el raso de sus pieles,
ni era el hollar una y otra vez sus cuerpos
lo que hacía percibir, los sonidos de sepulcro

          III
No eran voces indigentes, mendigando un socorro...
era la renuncia de un cuerpo a sus dolores
con sonrisa tímida y cansada,
eran los temblores de las gaviotas heridas,
ávidas de romper el hechizo
de sus bellezas etéreas y miradas de misterio

            IV
Y llegó ella, ¡la impía muerte!
dejando irreverentes lagrimas fecundas de duelo,
y se extinguió la luz de las infaustas voces
en la berrea otoñal, de un túnel desbordado

             V
Umbroso, se cierne un otoño triste en el calor del hogar,
ellas, con una tonalidad pálida, ocultaron su rostro de nácar,
y dejaron la plaza grande, sembrada de somnolientos sueños,
¡el tiempo, no fue tiempo!...¡la madrugada, ágora de muerte!,
y ahora...ahora llora un canto materno
y un eco infinito y añoso...las arrulla

                VI
Cada una de las ausencias, crepita en la lumbre de las chimeneas,
y el calor de unos fríos besos, ahogan el llanto atragantado,
¡muerte y gloria!, ¡amanecer y crepúsculo!
migró la adolescencia a Orion,
cuatro pares de pupilas pernoctarán estrellas
y disfrutarán de sus luces pródigas

                 VII
Cuatro figuras etéreas;
Katia y Rocío, Cristina y Belén
se elevaron por siempre, en el nimbo de los cielos...
tenían que llegar, a la hora exacta, 
-ni un minuto más, ni un minuto menos...-


C.R.N. (2012)
Derechos Reservados
ESPAÑA

2 comentarios:

  1. No se huye de donde se viene con amor, no se escapa de las penas porque son ellas las que te siguen, los calvos del ataud se aferran a su tiempo y alli dormida la piel sobre los sueños, sobre la carne, sobre los huesos emprende su viaje amortajada, sin giro o escape posible aunque juguemos a vivir , a morir no se juega

    ResponderEliminar
  2. Perdí a una amiga cuando era adolescente, también en un accidente, y nunca comprenderé el porqué de estas injusticias divinas.

    Tu poema es hermoso, un homenaje para estos cuatro ángeles que cayeron antes de hora.

    Eres una gran poeta, amiga Celsy

    PD. Te invito a que leas mi última publi. Gracias

    http://annagenoves2012.blogspot.com.es/2012/11/trasparente.html

    ResponderEliminar